Trump levantará algunas restricciones sobre Huawei

huawei

Huawei está recibiendo un indulto parcial de la prohibición comercial de Estados Unidos. El presidente Trump y el presidente chino Xi Jinping han llegado a una tregua que eliminará algunas restricciones a la venta de tecnología de Huawei a los Estados Unidos. No se sabe exactamente qué cambiará, pero Trump sugirió que EEUU permitiría el hardware que no tuviera un «gran problema de emergencia nacional». Eso podría ayudar a Huawei a restaurar algunas de sus asociaciones para tecnología de consumo como smartphones y PCs, pero es probable que el hardware de red permanezca fuera de los límites.

Este cambio de decisión deja a Huawei altamente restringido. Todavía está en la Lista de Entidades del Departamento de Comercio, lo que le impide hacer negocios con empresas estadounidenses a menos que haya una aprobación explícita del gobierno. Trump dijo que EEUU decidiría si retiraría a Huawei de la lista más tarde, y señaló que había una reunión para discutir el tema el 2 de julio.

Aún no está del todo clara esta tregua a Huawei

Este cambio viene como parte de una concesión más grande que podría ser una buena noticia para la tecnología en su conjunto. Los Estados Unidos están posponiendo indefinidamente aranceles adicionales sobre los productos chinos a cambio de que China compre grandes cantidades de productos agrícolas estadounidenses. Esto está lejos de ser una solución permanente, pero podría reducir la presión sobre las empresas de tecnología para mover algo de producción fuera de China en su intento de evitar las tarifas.

Si Huawei reanuda las asociaciones clave de los Estados Unidos, podría llegar justo a tiempo para mitigar una crisis. Según se informa, Huawei ha reducido la producción de teléfonos, sabiendo que su pérdida del soporte oficial de Android y otras asociaciones perjudicaría sus ventas de teléfonos, y que su negocio de PC estaba en serios problemas sin partes de firmas estadounidenses como Intel. Parte del daño ya está hecho, pero Huawei podría saltar al espacio del consumidor en países clave sin tener que recurrir a sistemas operativos alternativos y procesadores de PC poco ideales.