Los chatbots de inteligencia artificial están inundando las tiendas de aplicaciones móviles.

Hubo un tiempo en el que buscar información en internet implicaba elegir el buscador con el que trabajaríamos. Sin embargo, todo cambió cuando Google irrumpió en escena y casi todo el mundo empezó a utilizarlo. Ahora, algo similar está sucediendo con la inteligencia artificial. Con la popularización de ChatGPT, han surgido los chatbots o chats conversacionales, muchos de los cuales se presentan en forma de aplicaciones para teléfonos móviles. Aunque actualmente muy poca gente parece estar utilizando ChatGPT en sus teléfonos.

Lo cierto es que los chatbots pueden ser más útiles de lo que pensamos en tareas prácticas, sobre todo si los llevamos en nuestro bolsillo. Por ejemplo, pueden realizar cálculos, ayudarnos a aprender nuevos conocimientos o permitirnos practicar idiomas. En la aplicación de ChatGPT, por ejemplo, podemos entablar conversaciones de viva voz con el famoso bot conversacional, lo que resulta muy útil para ampliar nuestros conocimientos sobre cualquier tema en cualquier lugar. Sin embargo, OpenAI debería mejorar la calidad de las voces en idiomas distintos al inglés para facilitar estas consultas orales.

La inmensa mayoría de los chatbots actuales están basados en ChatGPT. Esto se debe a que OpenAI permite el uso de su IA a desarrolladores de software. En la actualidad, la inteligencia artificial en los chats es principalmente un duelo entre dos empresas: OpenAI con ChatGPT y Google con Gemini, el nombre de su inteligencia artificial con la que recientemente ha reemplazado su chatbot Bard.

Si nos adentramos en el terreno de los generadores de imágenes a partir de texto, los creadores de ChatGPT también cuentan con DALL-E. Sin embargo, hay otras opciones interesantes, como Firefly, el motor de IA de Adobe (los creadores de Photoshop). Aunque DALL-E es actualmente la opción más utilizada y popular, Firefly está incorporando funciones cada vez más potentes.

Los nuevos Samsung Galaxy S24 cuentan con inteligencia artificial integrada que les permite realizar traducción simultánea.

Google anunció esta semana que Bard pasará a llamarse simplemente Gemini, estará disponible en 40 idiomas en la web y contará con una nueva aplicación de Gemini para Android. Además, estará accesible en iOS a través de la aplicación Google para el sistema operativo del iPhone. Parte de la inteligencia artificial de Google se ha incorporado en los nuevos Samsung Galaxy S24, con funciones integradas de IA. Entre estas funciones se incluye la capacidad de traducir conversaciones en tiempo real entre interlocutores que hablan diferentes idiomas.

Sin embargo, el principal obstáculo para popularizar el uso de la inteligencia artificial es el costo. Poca gente está dispuesta a pagar los 20 euros mensuales que cuesta la suscripción a ChatGPT. En el caso de Gemini de Google, la versión más avanzada es la Ultra, que se llamará Gemini Advanced y que cuenta con características de tutor personal que se adaptan al estilo de aprendizaje del usuario. Para acceder a esta modalidad de primer orden, es necesario suscribirse al plan Google One AI Premium, que ofrece los dos primeros meses gratuitos y luego tiene una tarifa de 21,99 euros al mes.

Es cierto que los chatbots más utilizados son los gratuitos, y si tuviéramos que elegir uno, casi no hay dudas de que la mejor opción sería Copilot de Microsoft. Es importante recordar que la empresa estadounidense apoya económicamente a OpenAI para que ChatGPT sea una realidad. Copilot, disponible en versión web y como aplicación, puede ayudarnos en muchas tareas, aunque no ofrece todas las funciones de ChatGPT. Una limitación clave es que nuestras preguntas a Copilot no pueden tener más de 4.000 caracteres, lo que impide que pueda procesar textos largos, a diferencia de ChatGPT.

Además, merece la pena explorar el uso de chatbots basados en ChatGPT desde la aplicación de WhatsApp. Para aquellos que utilizan esta aplicación de mensajería principalmente, puede resultarles muy útil usar chatbots como Carina IA, capaz de transcribir mensajes de audio y responder a preguntas, o la popular LuzIA, que incluso es capaz de generar imágenes.

Una opción interesante es aprovechar los servicios de chatbots disponibles en la aplicación de WhatsApp, como Carina IA y LuzIA. Estos chatbots pueden proporcionar una serie de funcionalidades útiles, como transcripción de mensajes de audio, respuestas a preguntas y, en el caso de LuzIA, incluso la generación de imágenes. Utilizar estos servicios directamente desde WhatsApp puede ser conveniente para aquellos que pasan mucho tiempo en la aplicación de mensajería y desean acceder a las capacidades de inteligencia artificial de manera rápida y sencilla.

La reciente aparición de la denominada GPT Store en ChatGPT ha sacudido el ya complejo mundo de la inteligencia artificial. En esta tienda virtual, podemos encontrar una variedad de servicios en línea y chatbots. Para acceder a ella, es necesario estar suscrito a ChatGPT, lo cual cobra más sentido ahora, ya que los GPTs están multiplicando las posibilidades prácticas de la inteligencia artificial.

Entre los GPTs más populares que podemos utilizar actualmente se encuentra Consensus. Este servicio ofrece una base de datos de información académica a la que podemos solicitar artículos mediante un chatbot. Esto resulta muy práctico no solo para los profesionales académicos, sino también para cualquier persona que desee documentarse sobre un tema específico.

Es bastante sorprendente el chatbot Video GPT de la empresa Veed. Esta herramienta permite crear vídeos simplemente describiéndolos, incluso en español. Sin embargo, si no optamos por la versión de pago, no podemos quitar la marca de agua que aparece en el metraje final.

Lo mejor de Video GPT es que se genera una plantilla del vídeo que hemos descrito a través del servicio en línea de Veed, lo que nos permite sustituir los vídeos que inserta automáticamente Video GPT por otros. Es importante tener en cuenta que, como otros servicios basados en IA, este no hace milagros. Sin embargo, puede ser útil para algunas cosas una vez que aprendemos a conocer sus puntos débiles y fuertes.

Aunque existen varias opciones de pago, uno de los chatbots gratuitos más destacados es Copilot de Microsoft.

También es bastante popular el servicio “Write For Me” (en inglés, “escribe por mí”), que promete mejorar nuestros escritos. Su principal virtud es que este sistema es capaz de mejorar la estructura del texto si buscamos crear apartados, capítulos, índices o cualquier otra cosa que tenga que ver con la organización de un escrito. Por cierto, la mejor forma de entender qué puede hacer un chatbot es preguntarle directamente cuáles son sus capacidades.

A pesar de que la inteligencia artificial está provocando muchas sorpresas y no pocos temores, todavía se encuentra en una etapa temprana de desarrollo. Sin embargo, está lo suficientemente madura como para que comencemos a aprovechar sus beneficios en el teléfono móvil, en el ordenador y en cualquier dispositivo que permita acceder a un chatbot. La oferta de servicios es amplia y cada vez más diversa.

Acerca de kreativamarketing 466 Articles
¡Hola! Escribimos sobre las últimas noticias y datos curiosos que suceden en todas partes del globo. Nuestras especialidades son la tecnología en todas sus formas, el mundo de Internet y el del entretenimiento.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*