La máscara de Chewbacca y la mujer que aumentó sus ventas.

Si navegas un mínimo por tu muro de Facebook, habrás podido comprobar que un vídeo sobre una mujer probando una peculiar máscara de Chewbacca se ha hecho tan viral como inevitable.
En dicho vídeo, Candace Payme, dice haber comprado un regalo para sus hijos, pero ella parece estar mucho más entusiasmada con el regalo y más bien parece un capricho para su disfrute personal. La gracia del vídeo radica precisamente en la simpatía de la mujer, sus intensas carcajadas mientras la máscara hace de las suyas y su chispa ante la cámara, algo que ha hecho que el vídeo se haya convertido en uno de los virales más fuertes de Facebook en toda su historia.

Y como era de esperar; “culo veo, culo quiero”, y la demanda de la máscara se ha disparado hasta un increíble 27.500%. Una demanda que no se ha podido cubrir y que también ha provocado el aumento del precio en la mayoría de tiendas online y físicas un 30%. Y es que si algo tiene la publicidad es que es imprevisible, pero si alguien real y tan entrañable como esta mujer hace algo así, al instante se convierte en un enorme spot publicitario por accidente capaz de lograr cosas que ni los publicistas más cotizados serían capaces.

Tanto ha sido el impacto del vídeo que el propio Mark Zuckerberg ha invitado a Candace a las oficinas de Facebook, plataforma que le ha dado la fama y donde ha generado la gran mayoría de visitas. Y es que incluso el propio J.J. Abrams, director del episodio VIII de ‘Star Wars’, ha querido conocer en persona a la mujer para agradecer la enorme publicidad que le ha dado a la saga (si aún queda alguien en el mundo que no la conozca). Después, la imparable fama, y Candace ha visitado numerosos programas de televisión como estrella invitada.

Puede que a partir de ahora Candace Payme sea una estrella de Internet y dedique su fama y su enorme simpatía entrañable a realizar unboxing varios de artículos de merchandising. Y si no lo hace, debería.  Esta mujer tiene un don.