Seguro de furgonetas camper: Lo que debes saber

seguro de furgonetas

¿Por qué necesito un seguro de furgonetas camper?

Si has estado preguntándote cómo los viajeros serios pasan sus vacaciones, tengo la respuesta para ti: en furgonetas camper. Las furgonetas camper se están volviendo cada vez más populares entre las personas que quieren evitar la molestia de los registros en el aeropuerto (por no hablar del precio del billete), pero aún quieren ver otro rincón del mundo en sus propios términos.

Las furgonetas camper son funcionales y permiten explorar un país como nunca antes. Más gente que nunca elige la carretera y el campo abierto en lugar de los complejos hoteleros; es una forma mucho más emocionante y aventurera de pasar unas vacaciones.

Pero viajar en una camper es diferente a los viajes regulares y requiere un tipo especial de seguro de furgoneta camper. Las furgonetas camper pueden venir en modelos de lujo que cuestan sumas considerables de dinero.

Es por eso que los viajeros inteligentes confían en un seguro de furgonetas camper especializado. Para ello, pueden usar un comparador de seguros como Unipoliza, que les encontrará el mejor precio y cobertura.

Diferencias entre furgonetas camper y autocaravanas

Es fundamental que no confundas una autocaravana con una furgoneta camper cuando compres un seguro de furgonetas. Las autocaravanas y las furgonetas camper comparten muchas cosas, pero también hay algunas características que las hacen diferentes.

Al contrario de las furgonetas camper, las autocaravanas suelen tener la cabina de conducción separada del espacio habitable. Las furgonetas camper tienden a ser más pequeñas y más compactas. Uno de los tipos de camper más comunes es el Volkswagen Camper, pero el vehículo viene en varias formas y tamaños. Algunas camper incluso tienen un techo emergente o techo alto.

Las autocaravanas son más grandes y están diseñadas para recorrer el país por períodos más prolongados. La mayoría de las autocaravanas también contienen electrodomésticos mucho más avanzados que las furgonetas camper (por ejemplo, hornos de tamaño completo, neveras y baños). 

¿Qué no está cubierto con el seguro de furgonetas camper?

Desafortunadamente, el seguro de furgonetas no puede cubrir todo lo que podría salir mal con tu camper mientras viajas o estás en casa. Es esencial que revises las exclusiones a las pólizas de seguro para tener una idea clara de lo que no está cubierto.

Por ejemplo, es posible que algunas aseguradoras no ofrezcan cobertura si el vehículo fue robado si lo dejaste desatendido con el motor en marcha. Puede haber más ejemplos de situaciones similares, así que asegúrate de preguntarle a tu asegurador o a tu correduría de seguros acerca de estas exclusiones.

Otra posible exclusión del seguro de furgonetas camper es el daño a los neumáticos causado por el frenado. Eso puede incluir pinchazos, ráfagas o cortes. Además, es posible que algunas pólizas de seguro no cubran los daños causados ​​por animales domésticos, polillas, parásitos o plagas.

¿Cómo hago un reclamo?

Si has estado involucrado en un accidente, has sido víctima de un incendio o tu vehículo ha sido robado, notifica a tu aseguradora inmediatamente. Si estás lidiando con un robo, asegúrate de avisar a la policía inmediatamente. Toma nota del número de referencia del libro de delitos que te da la policía. Tu aseguradora lo necesitará para el procesamiento. 

¿Qué necesito para obtener un seguro de furgoneta camper?

Solo puedes conseguir un seguro de furgonetas camper si tiene más de 21 años. Ten en cuenta que las ofertas de seguro para conductores menores de 25 años pueden ser un poco más caras. La edad es uno de los factores que las aseguradoras consideran al generar una cotización de seguro de furgonetas.

Naturalmente, también debes poder demostrar que eres el propietario legal de la furgoneta en cuestión. Te solicitarán que proporciones documentos que acrediten tu titularidad.