Samsung Galaxy S7 sin sorpresas, una gran noticia

galaxy s7

Hasta este año, cada nueva generación de Galaxy S realizaba profundas modificaciones sobre el terminal, cambios externos, de usabilidad y funcionalidad. Con cada generación cambiaba la forma en la que podíamos usar el dispositivo, a veces ganábamos, a veces perdíamos.

Samsung no estaba aplicando la metodología de mejora continua, sino que parecían estar jugando a crear desde 0 con cada generación (se apreciaba perfectamente en el software).

El Galaxy S7 es la versión con menos cambios desde su lanzamiento, y quizás es la mejor noticia que nos podía llegar. Aunque parezca otra vez la clásica comparación, Apple realiza un año cambios grandes en el interior, y al siguiente año cambios exteriores. Siempre mejorando lo presente, y nunca perdiendo ni en especificaciones ni en usabilidad.

Todos los fabricantes de Android en general, a excepción de Google y los que usan Android sin modificar, pecan del cambio. Es preferible mejorar lo presente, que confundir a tus usuarios. Si lo pensamos, iOS no ha cambiado sus básicos desde el lanzamiento, y con ello conseguimos que cientos de millones de personas puedan aprovechar casi el 100% de sus funcionalidades, con una muy liviana curva de aprendizaje.

Samsung finalmente lo ha entendido, el S7 es como la versión S de los iPhone. Una mejora incremental, no un cambio radical. El diseño del S7 es prácticamente idéntico al del S6, únicamente cambia ligeramente la curva del Edge (para mejorar el agarre), y también se reduce la protuberancia de la cámara. Pero ganamos en el resto, el S7 es un 30% más rápido con el nuevo Snapdragon 820 (69% si comparamos su apartado gráfico), retomamos la ranura microSD, y de nuevo vuelve a ser resistente al agua. Mejoras muy interesantes para el usuario final, que no requieren volver a crear prácticamente desde cero, y que les permiten centrarse en la optimización.

La excepción

Es Samsung, y su tradición dicta que con cada nueva generación perderemos algo, pero ese algo es incluso positivo. La nueva cámara del Galaxy S7 baja desde los 16 megapixels a los 12, pero manteniendo el tamaño de sensor. Ahora el fotodiodo de cada pixel dispone de un mayor tamaño, por lo que se comporta mejor en situaciones de baja luminosidad. Adicionalmente viene acompañado por un conjunto de lentes impresionantes, con apertura f/1.7.

El nuevo camino a seguir

El mercado de la telefonía móvil está más que maduro, resulta muy complicado reinventarse cada generación, y ahora llega el momento de enfrentarse a la optimización, a lograr eficiencia en los dispositivos, ahí estará la nueva batalla.

Samsung y Apple ya están en el camino, ¿cuánto tardarán en llegar el resto?