La facilidad para olvidar 3D Touch

3D Touch es la capacidad que tiene el iPhone para detectar la presión que se ejerce sobre su pantalla, posteriormente nos da feedback físico gracias a Force Engine. El sistema de Apple dispone de muchos niveles de presión pero para simplificarle el trabajo al desarrollador se han dejado en dos, bautizados como “Peek and Pop”, que nos sirven para previsualizar el contenido y mantenerlo en la pantalla respectivamente.

Esta funcionalidad es quizás el mayor diferencial del iPhone 6S contra el resto de dispositivos del mercado (incluidos el resto de Devices). Es una funcionalidad que desde el primer momento me ha parecido maravillosa, pero cada día está condenada más a la irrelevancia.

Gracias a 3DTouch disponemos de accesos directos a funciones dentro de las aplicaciones, como abrir directamente la cámara frontal para hacer un “selfie”, o repetir la última búsqueda de pisos en Idealista. Son muchas las apps que hacen uso de estos accesos directos, pero tal como está planteado a día de hoy, a los usuarios se les olvida que esta funcionalidad está ahí para ayudarlos, ya que nada en la interfaz de usuario te recuerda su existencia.

Al principio se decía que era como un botón derecho, pero como este “botón” solo funciona en algunas ocasiones, y la única forma de averiguarlo es mediante prueba y error, hemos acabado dejándolo en el olvido.

La próxima versión de iOS debe subsanar este fallo, de alguna forma deben ofrecer alguna solución que estandarice el uso de la funcionalidad, de alguna forma indicar a los desarrolladores cuales son las buenas prácticas de 3D Touch, o será otra de las muchas funcionalidades de Apple, que acaban en el olvido (quedándose únicamente como cursor para el teclado).