iLevante.com dice: No tienes que cambiar de móvil cada 2×3

ilevante

Seguramente hayas escuchado a mucha gente decir indignados cosas como “¡Estos móviles de hoy en día cada vez duran menos!”, y la verdad es que no les falta razón. Más sabiendo como es esto de la obsolescencia programada: las cosas se fabrican con un lapso de vida limitado, pasado el cual el producto empieza a fallar o directamente deja de funcionar, todo ello para obligar al usuario a comprar un producto nuevo. Y es que, ¿nunca has ido a una tienda, pongamos para intentar reparar tu ordenador, y te han soltado la típica frase “uf, te va a salir más caro repararlo que comprar uno nuevo”? Te dejo que pienses en ello.

Por suerte para los nosotros, los usuarios de a pie (y desgracia para las grandes empresas que quieren hacerse con nuestro dinero), aún existen empresas que apuestan por todo lo contrario: ofrecer al cliente las herramientas necesarias (y a buen precio, dicho sea de paso) para ser capaces de reparar sus dispositivos sin necesidad de tener que cambiarlos por otros nuevos.

Y ese es el caso de la web de la que os hablaremos hoy: iLevante.com. Pero, ¿quiénes son iLevante y a qué ofrecen exactamente? Vale, vale, impacientes, ahora os lo cuento.

¿Quiénes son iLevante?

El 21 de diciembre de 2005 empezó a funcionar la actividad de venta a distancia de iLevante Internet, la cual la caracteriza hoy en día. Desde ese día hasta hoy, el modelo de negocio se ha desarrollado y ha evolucionado mucho. Pero aun así, mantienen sus objetivos claros desde el primer día: ofrecer a los clientes el mejor servicio y asistencia y poco a poco convertirse en su tienda de confianza.

La tienda trabaja con productos oficiales, y cada vez están cerrando más acuerdos de colaboración con grandes marcas lo cual está provocando también que aumente su peso y presencia en la red.

¿Qué ofrecen?

En iLevante se especializan en ‘luchar contra la obsolescencia programada’; ofrecen recambios de pantallas, cargadores, accesorios tanto para móviles y tablets como para dispositivos como Apple Watch, tarjetas de memorias, etc. Con muchas compras de pantallas incluso regalan kits de reparación gratuitos.

Como venimos diciendo, parece que hoy en día la gente ha olvidado el hecho de que las cosas que poseen no tienen por qué ser reemplazadas por cosas nuevas si estas se rompen: simplemente pueden ser reparadas. Si bien no hay nada de malo en comprar artículos nuevos de vez en cuando (esa es la esencia de la economía basada en el consumidor en la que vivimos, al fin y al cabo), la mayoría de las personas no pueden pagar por cosas nuevas todo el tiempo, y mucho menos cuando son cosas como teléfonos móviles u ordenadores, que no resultan baratos precisamente. Imagina que ahorras durante meses para comprarte el nuevo iPhone 11, y cuando por fin lo tienes, vas a abrir la caja sin darte cuenta de que está al revés, lo que hace que el móvil caiga y se rompa la pantalla. Evidentemente, no puedes permitirte reemplazarlo por otro nuevo.

Aunque esta es solo una de las muchas razones, nosotros te vamos a dar cinco para convencerte de intentar arreglar tu dispositivo antes de comprar uno nuevo.

5 razones por las que reparar tu teléfono en lugar de comprar uno nuevo

1. La reparación ahorra dinero

Los teléfonos nuevos tienden a ser bastante caros. Si bien un smartphone más antiguo no tendrá el último procesador o la mejor cámara y puede que le lleve unos segundos adicionales abrir una aplicación, todavía tiene sus usos. A algunas personas ni siquiera les molesta tener una pantalla rota siempre que puedan ver el contenido. ¿Por qué? Porque reparar la pantalla también puede resultar algo caro.

Sin embargo, es definitivamente mucho más barato que comprar un teléfono nuevo, independientemente del fabricante. Por lo tanto, si tienes una pantalla rota o una batería muerta, probablemente sea mejor reparar la pantalla o reemplazar la batería vieja que gastarte un riñón en un teléfono nuevo.

2. Razones medioambientales

Según la CNN, utilizamos más de lo que necesitamos. El artículo afirma que sólo los estadounidenses ya tiran 350.000 teléfonos al día, lo cual es bastante impactante. Además, los fabricantes de teléfonos (como Apple o Samsung) nunca te confesarán cuánto CO2 producen para que puedas tener tu nuevo teléfono, pero eso es comprensible ya que su crecimiento y ganancias dependen de que compres sus nuevos productos.

Sin embargo, muchas personas reconsiderarían la decisión si pensaran en cómo la fabricación y el transporte de los teléfonos afectan el aire que respiran.

3. Escasez de coltán

El coltán es el material indispensable utilizado durante el proceso de fabricación de los teléfonos y, a diferencia del aluminio o el cobre, el coltán es muy escaso. Contiene tantalio y niobio, dos minerales que son muy difíciles de encontrar.

Además, el coltán ha sido la fuente de conflictos en la República Democrática del Congo (RDC). ¿Por qué? Bueno, ahí se encuentra la reserva de coltán más grande del mundo. Combinando eso con el hecho de que la RDC es el país más inestable del mundo, tendrás una mezcla de explotación de trabajadores, abuso de los derechos humanos, interés corporativo y conflicto armado.

Cualquier persona que posea un teléfono, tablet, ordenador portátil u otro aparato electrónico similar es algo responsable de esta situación. Por lo tanto, quedarte con tu teléfono “viejo” y repararlo no solo es rentable, beneficioso para el medio ambiente, sino también ético.

4. Utiliza la garantía

La mayoría de las compañías venden sus dispositivos junto con la garantía. Si tienes un teléfono y la garantía aún es válida, puedes repararlo sin cargo alguno. Sin embargo, tienes que tener en cuenta que las garantías no cubren los daños causados ​​por lo que las compañías llaman «abuso o negligencia».

5. La reparación ahorra tiempo

Además, reparar un teléfono lleva menos tiempo que comprar un teléfono nuevo. Solo piensa en el proceso que atraviesas cuando compras un teléfono nuevo, cuando es probable que puedas repararlo por ti mismo. No es ciencia espacial, lo que significa que probablemente puedas arreglarlo por tu cuenta.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*