Google lanza su router, sencillez es su lema

Cuando Steve Jobs nos presentó aquel iBook con la “magia” de Internet inalámbrico muchos pensábamos que sería cuestión de meses que todos nuestros dispositivos adoptaran esa tecnología. 16 años después todavía nos encontramos con muchos problemas de cobertura y dispositivos no todo lo inalámbricos que nos gustaría.

En gran medida debemos esta situación a nuestra desgana y desinterés por realizar inversiones en tecnología inalámbrica. Compramos tablets capaces de navegar en WiFi a 300 Mbps pero luego utilizamos el router marca blanca que nos regala el ISP (proveedor de Internet), también es habitual quejarnos y por si fuera poco nos quejamos de que no nos llega a esa velocidad soñada que estamos viendo en España últimamente.

Otro punto flaco suele ser la cobertura, no solo contamos con problemas de velocidad sino que tenemos zonas oscuras, habitaciones a las que la velocidad si llega es prácticamente inusable. Los routers de calidad suelen incorporar un punto de acceso WiFi mucho más potente inteligente, y Google nos trae uno de estos con funcionalidades añadidas.

Ha sido bautizado como OnHub y se trata de un router con un diseño muy discreto que pretende simplificar en gran medida nuestra relación con estos dispositivos. OnHub intenta salir del armario coge-polvo a un lugar privilegiado de tu domicilio, y lo conseguirá en base a su inteligencia más que a su estética.

Para empezar dejamos de lado las molestas luces parpadeantes; una única luz difusa que controlará su potencia dependiendo de la iluminación de la habitación. Su instalación promete ser tremendamente sencilla y el uso también, gracias a la aplicación desarrollada para Android e iOS.

OnHub pretende que cada usuario disfrute sin problema alguno del ancho de banda que necesite. Gracias a la gestión inteligente desde sus 13 antenas (6 de 2.4GHz + 6 de 5GHz + una auxiliar) será capaz de establecer el mejor canal de comunicación cada 5 minutos. La comunicación se ejercerá mediante WiFi (802.11 b/g/n/ac) como es lógico, pero también cuenta con la posibilidad de Bluetooth (e incluso ZigBee) o Ethernet, eso sí, sólo un puerto; Google tiene claras sus prioridades.

El dispositivo está fabricado por TP-Link, un clásico en estos menesteres que sabe perfectamente cómo debe hacer las cosas. Dispone de un procesador dual core acompañado de 1 GB de memoria RAM, adicionalmente cuenta con 4GB de almacenamiento para realizar las actualizaciones periódicas que Google efectuará. No nos olvidemos de que podremos utilizarlo también de altavoz (3W) y trae conexión USB 3.0. Las especificaciones son bastante impresionantes la verdad.

Desde hoy Google (ups, Alphabet) nos puede dar Internet de principio a fin. Partiendo de sus portátiles Chromebooks, utilizando su navegador Chrome a través de la red que crea su router OnHub, utilizando el caudal que ofrece mediante Google Fiber. Obviamente esto no está en mano de todos, pero es relevante el control que está tomando en este sentido la recién fundada Alphabet.

Google quiere resolver el problema facilitando al usuario su configuración, y siendo Google es probable que muchos usuarios adquieran este dispositivo aunque no tuvieran costumbre de pagar por ellos. Quizás es una buena puerta de entrada motivar a que el cliente final comience a ver el router como un elemento de importancia en el set tecnológico del hogar.

Su precio es de 199$ y por el momento únicamente está disponible en USA.