El guionista de ‘Dragon Ball Evolution’ pide perdón por tal basura

El día en que los fans de ‘Dragon Ball’ recibimos la noticia de que nuestra serie anime favorita tendría una película “made in Hollywood” muchos nos echamos las manos a la cabeza y otros se llenaron de esperanzas. Pero desgraciadamente la cosa acabó siendo tal y como nos habíamos imaginado, un verdadero timo y una de las películas más horribles de los últimos años, tanto fue así que a día de hoy es una de las películas  peor valoradas de la historia.

Y es que a pesar de que pocas veces los responsables de una mala película acaban pidiendo perdón públicamente por ello, el guionista de esa broma llamada ‘Dragon Ball Evolution’, Ben Ramsey, ha pedido perdón por su trabajo realizado en la película y admite ser el completo responsable de su contenido, por no tomarse en serio un trabajo del cual no sentía absolutamente ninguna pasión. Algo que no hacía falta que nos dijera, ya que con ver la película todo eso se nota. Una carta que el mismo guionista ha escrito con motivo de una entrevista sobre la horrible adaptación:

“Sabía que al final llegaría este día. Dragonball Evolution marcó un punto creativo muy doloroso en mi vida. Tener mi nombre como escritor en algo que es tan denigrado globalmente me retuerce las entrañas. Recibir odio por correo desde todas las partes del mundo me parte el corazón.
Pasé muchos años intentando desviar la culpa, pero a fin de cuentas todo depende de la palabra escrita y asumo total responsabilidad por lo que fue una decepción para tantos fans. Lo hice lo mejor que pude, pero a fin de cuentas, ‘tiré la bola de dragón’.
Me incorporé al proyecto persiguiendo un buen cheque, no como fan de la franquicia sino como un hombre de negocios ocupándose de un encargo. He aprendido que cuando te sumerges en una tarea creativa sin pasión, terminas con resultados mejorables, y a veces pura basura. Así que no culpo a nadie por Dragonball excepto a mí mismo. Como fan de otras series, sé lo que es que algo que amas y esperas con ganas acabe siendo tan decepcionante.
A todos los fans de Dragon Ball ahí fuera, sinceramente pido perdón. Espero compensaros creando algo realmente guay y entretenido que os guste y sea algo que me apasione. Ése es el único trabajo que hago ahora.”

Suponemos que este perdón llega tarde por temas de contrato, o también porque culpa del fracaso que supuso dicha película hizo que el guionista no haya vuelto a trabajar en una película desde entonces. En cualquier caso mejor tarde que nunca y aunque se nos hace difícil aceptar su perdón hemos de reconocer que un acto como este no suele ser habitual en proyectos como este. ¡Suerte!