Microsoft Xbox compra Bethesda: ¿qué significa esto?

microsoft xbox

La compra por parte de Microsoft Xbox de la compañía hija de Bethesda, ZeniMax Media, por 7,5 billones de dólares nos llegó ayer de forma inesperada. El acuerdo hace que Bethesda, una de las productoras más grandes y dueña de algunas de las sagas de videojuegos más famosas, quede bajo la marca de Microsoft Xbox. Este movimiento plantea una pregunta: ¿qué razones han llevado a Microsoft a firmar este acuerdo?

La primera respuesta por parte de los consumidores se centra, inevitablemente, en la competencia, y en si futuros juegos de Bethesda serán exclusivos para Microsoft Xbox. Es una preocupación muy lógica; ¿por qué una empresa de videojuegos compraría una empresa de entretenimiento tan importante si no es para privar a su mayor competidor en la industria de la posibilidad de distribuir propiedad intelectual de su competencia? Pero esa estrategia es propia del antiguo Microsoft, aquel que intentó competir con Sony en un juego de exclusividad que al final hizo que se quedara atrás durante toda la generación Xbox One.

Todas las decisiones importantes de publicación que Microsoft ha tomado en los últimos tres años indican que ya no encuentra mucho valor en la exclusividad. Una de las mayores sagas en la franquicia del videojuego, Halo, ni siquiera es ya exclusiva de Microsoft Xbox. Se puede jugar a Halo desde teléfono Android, y el próximo lanzamiento de la serie, Halo: Infinite, estará disponible de forma gratuita con el Game Pass tanto para consola como para PC.

Microsoft Xbox ha dejado de usar una táctica agresiva en el mercado

Microsoft ha dejado de usar la misma estrategia que Sony, y la compra de Bethesda es el mejor ejemplo de ello. Sony se ha asegurado de adquirir desarrolladores prometedores y los ha cuidado bien durante años para producir grandes franquicias como Horizon Zero Dawn y Spider-Man. También mantiene relaciones sólidas con socios japoneses independientes, como Square Enix y From Software, para asegurarse de que títulos como Final Fantasy o Demon’s Souls lleguen a Playstation primero.

Así, la estrategia de Microsoft Xbox ha dejado de ser agresiva, como se puede comprobar con este último movimiento. Si todo va según tiene planeado Microsoft, los consumidores no hablarán tanto de qué compañía tiene la mejor alineación de títulos o cuál va “en cabeza”. En su lugar, hay muchas posibilidades de que en tu casa tengas ambas consolas e incluso un PC, y Microsoft es consciente de ello. A Microsoft no le importa que tengas una PS4 también en tu casa – siempre que sigas pagando 10€ al mes por el Game Pass.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*