La controversia de Taylor Swift y Scooter Braun explicada

taylor swift

Por lo general, las ventas de compañías discográficas no se vuelven tendencia en las redes sociales, pero cuando se trata de Taylor Swift, la cosa cambia.

El domingo pasado, 30 de junio, Swift publicó un post explosivo de Tumblr en el que acusaba a dos importantes ejecutivos de la música de acosarla. Y ahora, los leales a Swift – y los leales a esos ejecutivos – se pelean a través de Internet, en una pelea que involucra a algunos de los nombres más importantes de la música.

El domingo, Big Machine Label Group anunció que había sido adquirido por el mega gerente de música Scooter Braun y su compañía Ithaca Holdings. Braun actualmente trabaja con Justin Bieber y Ariana Grande, entre muchos otros artistas, y en el pasado trabajó con Kanye West. Swift – cuyas grabaciones originales de sus últimos seis álbumes son propiedad de Big Machine – se indignó.

«Este es mi peor escenario», escribió Swift en una emotiva publicación de Tumblr más tarde ese mismo día. Braun, declaró, era un «matón incesante y manipulador», y ahora él era el dueño de todas sus grabaciones originales. La propia Swift había estado tratando de comprar sus viejas grabaciones originales durante años, pero el fundador de Big Machine, Scott Borchetta – «alguien para quien el término ‘lealtad’ es claramente solo un concepto contractual», dijo Swift – se negó a ceder.

Swift comenzó su carrera como música en Big Machine Label cuando tenía 15 años, y ha permanecido allí hasta el otoño pasado, cuando se cambió a Republic Records de Universal Music Group en un acuerdo muy publicitado. Todos los involucrados presentaron el movimiento como una decisión de negocios cordial y sin rencores – hasta esta semana, cuando Swift escribió su publicación en Tumblr, condenando a Borchetta y Braun como manipuladores tóxicos.

En las redes sociales, la respuesta a la publicación de Swift en Tumblr ha estado muy dividida. Los partidarios de Swift, incluidas los artistas Halsey e Iggy Azalea, han estado tuiteando bajo el hashtag #WeStandWithTaylor, aplaudiendo a Swift por su disposición a hablar contra figuras de la industria tan poderosas como Braun en un esfuerzo por proteger su trabajo y su arte. Pero Braun tiene sus propios aliados, incluidos sus clientes, grandes estrellas del pop, como Justin Bieber y Demi Lovato, y están pintando a Braun como un tipo incomprendido y bueno siendo acosado por una mafia (… en fin).

El gran problema aquí es que Scooter Braun ahora posee todas las grabaciones maestras de Taylor Swift. Esto es lo que eso significa.

Cuando posees la grabación maestra u original de una canción, posees la primera grabación de esta, de la que se hacen todas las copias. En el caso de Swift, eso significa que la grabación maestra de una canción como «You Belong With Me» es la grabación real que realizó en el estudio en 2009, y todas las copias de la canción que existen en el mundo: en YouTube, en Spotify, en iTunes, en CD – son copias de esa grabación. Y ahora, la grabación maestra pertenece a Scooter Braun. Cualquier persona que quiera hacer una copia de la grabación debe pedir permiso al propietario del original. Lo que significa que, si alguien quiere obtener la licencia de «You Belong With Me» para poder ponerlo en un programa de televisión o en una película o un anuncio, deben obtener el permiso de Braun y pagarle una tarifa.

Tradicionalmente, las compañías discográficas poseen los originales de sus artistas. Swift, sin embargo, ha presionado con fuerza contra esa política. Cuando cambió de compañía discográfica el otoño pasado, una de las condiciones de su movimiento fue que, de ahora en adelante, sería la dueña de sus maestros, lo que significaría que sería suya la decisión sobre cómo y dónde se usaba su música. Pero ese trato solo se aplicaría a su nuevo material, comenzando con el próximo álbum de este año, Lover. Los maestros de su antiguo material, como en toda la música que hizo antes de 2018, todavía estaban en propiedad de Big Machine Label Group, donde podrían ser adquiridos por Scooter Braun.

Taylor Swift argumenta que Braun la ha acosado y Borchetta la ha traicionado.

Las acusaciones de Swift son dobles: Braun, dice ella, es un matón, y ahora él posee sus grabaciones maestras. Y Borchetta es un traidor por venderlas a Braun a sus espaldas sin darle a Swift la oportunidad justa de comprar sus antiguos originales para ella.

La queja más grande de Swift contra Braun está enraizada en su asociación con sus enemigos jurados, Kanye West y Kim Kardashian West. Braun es el ex mánager de Kanye West (según Braun, Kanye lo llamó el «Kanye West de los mánagers”), y estaba trabajando con Kanye en 2016, cuando la gran pelea por la canción «Famous» de Kanye surgió (para los que no sepáis qué pasó, tenéis que buscarlo).

Entonces, ¿qué tiene que ver Braun con todo esto? Bueno, Braun era el manager de West en ese momento. No está claro si Braun tuvo algo que ver con los videos que lanzó Kim. Y como manager de West, Braun presumiblemente estuvo involucrado en el video «Famous» y en la creación de la figura desnuda de Taylor Swift. En su publicación, Swift se refiere al video como «un video porno de venganza que desnuda mi cuerpo».

Swift también sostiene que Braun estaba tratando de acosarla activamente después de que Kim lanzara esos videos. Específicamente, ella cita una publicación de Instagram ahora eliminada realizada por Justin Bieber (también cliente de Braun) poco después de que Kim lanzara esos videos en julio de 2016, mostrando a Bieber en una llamada de video con Scooter Braun y Kanye West. El título decía: «Taylor Swift, qué pasa».

«Esencialmente, mi legado musical está a punto de caer en manos de alguien que intentó desmantelarlo», dice Swift, y agregó: «Nunca en mis peores pesadillas me imaginé que el comprador sería Scooter».

En las redes sociales, la controversia se ha convertido en una oportunidad para la construcción de alianzas.

A medida que el drama se ha desatado, se ha convertido en una oportunidad para que varias celebridades solidifiquen sus posturas a ambos lados de la disputa Swift-Braun.

Bieber se mantiene firme por Braun, escribiendo que la publicación de Swift «no es justa». La cliente de Braun (y en ocasiones amienemiga de Swift) Demi Lovato también es del Equipo Braun, que lo describe como un «buen hombre» en una historia de Instagram y dice: “Estoy agradecida de que haya entrado en mi vida cuando lo hizo».

Mientras tanto, artistas como Halsey han salido en apoyo del Equipo Swift. Halsey escribió en las redes sociales: «Ella merece ser dueña del trabajo minucioso de su corazón».

«Informarle a alguien sobre un acuerdo días antes de que sea público significa que el acuerdo ya estaba hecho y que nunca tuvo la oportunidad de hacer una oferta para ser dueño de su propio trabajo», dijo Iggy Azalea, otro miembro del Equipo Swift. «Estos tratos llevan meses de negociar».

La estrella de YouTube, Todrick Hall, quien es uno de los mejores amigos de Swift y ex cliente de Braun, también se apega a Swift. «Es una persona malvada que solo se preocupa por su riqueza y por alimentar su asqueroso ego», escribió sobre Braun. «Creo que es homófobo y sé por su propia boca que no es fan de Taylor Swift». Hall es hasta ahora el único jugador importante que ha alegado que Braun es homófobo.