El lanzamiento de Apple Music

La expectación que habían conseguido no tenía rival, miles de personas esperando al lanzamiento del nuevo servicio de Apple. Music iba a revolucionar la manera en la que escuchamos música, o eso nos contaba su campaña de marketing.

Ya han pasado 24 horas desde el lanzamiento de Apple Music, y no podemos decir que fuera el mejor lanzamiento de la compañía. A las 17:00 (Hora peninsular) saltaba la actualización a iOS 8.4. Se quedaban fuera por el momento los early adopters de iOS 9, además de usuarios de OSX y Windows. Tras varias horas, Apple lanzaba iTunes 12.2 para Windows, y minutos después saltaba la OTA (Over-The-Air) en OS X. Hoy Apple confirmaba que la nueva beta de iOS con Apple Music se retrasaría una semana más.

Por su lado, a las 18:00 abría sus ondas “Beats 1”, la emisora Non Stop de Reino Unido, la primera emisora online de Apple, con un programa variado y que está encajando perfectamente entre los oyentes, pero acompañado también de polémica, con dos caídas del servicio y una conexión de 96kbps (calidad radio en streaming). Esa tasa de datos es más que suficiente para un programa de radio, pero si hay música de por medio, queremos más. Por un momento hay quién pensó que Apple había bajado la calidad para darle ese toque Radio clásica.

Tanto Apple Music como las emisoras de radio tienen un flujo adaptativo, dependiente de la calidad de nuestra conexión, pudiendo llegar hasta los 256kbps con códec AAC. Comparar con Spotify se hace complicado al usar un tipo de compresión y tasa distintas (MP3 a 320kbps), no necesariamente supone una mejor calidad para el oído, por otro lado, de existir diferencia pocos sabrán apreciarla. No se puede por el momento forzar a que utilice una tasa u otra, lo elige la herramienta sin capacidad de decisión.

Una vez accedemos, Apple Music necesita información de nuestros gustos para ofrecernos las recomendaciones o leer nuestra biblioteca (iTunes Match) desde Windows o OS X para sacar sus propias conclusiones. La selección de grupos/géneros es bastante intuitiva, pulsamos una vez si nos gusta, dos si nos apasiona, sencillo e inteligente. La experiencia de usuario hasta ahí bastante bien. Aparece en Música/iTunes una pestaña “Para ti”, con las recomendaciones, listas de reproducción, artistas que podrían gustarnos. Tras unas horas de uso ya he descubierto varias canciones de mis artistas que no conocía, y otras de nuevos artistas, parece que funciona, y estoy hablando de unas horas.

La biblioteca es amplia, pero no tanto como Apple nos lo vendió, disponemos de gran parte del catálogo de iTunes, pero tenemos importantes carencias, como los Beatles. Estas carencias seguramente se irán resolviendo con el tiempo, no hay que darle más importancia.

Tenemos listas de reproducción según actividad, según nuestro momento, y podremos decirle a Siri  (gracias Siri) que reproduzca lo que queramos (por tema, artista, género…), controlado desde el Apple Watch, una experiencia completa.

Seguimos usando la herramienta, vamos a crearnos nuestras listas, y ejem… Apple ha escondido estas opciones en barras secundarias, no es tan directo como en sus rivales. Pretenden que nos amoldemos a sus listas en lugar de usar las nuestras, esta decisión seguramente fuera tomada en base a la experiencia de uso con Beats, ¿los usuarios suelen crear más listas que utilizar las ya existentes? No tengo datos para refutarlo. Complican la tarea a los usuarios avanzados, y quitan distracciones a los nóveles.

Apple Music no es perfecto, no cambia radicalmente nuestra experiencia con la música y aún tiene muchas carencias. Estamos ante una primera versión, y no deberíamos haber esperado en primera instancia un software tan poderoso, tiene las bases, tiene las ideas pero aún no está en ejecución.

  • Usuarios de Android aún tienen que esperar a una segunda hornada
  • No tenemos compatibilidad con dispositivos Sonos
  • No hay ni habrá en el corto plazo una app para PlayStation 4
  • iTunes Mach no funciona todo lo fino que debiera

Sea como fuere, serán unos meses interesantes, y veremos en octubre (tras los 3 meses iniciales de prueba + lanzamiento en Android) cómo están los marcadores contra Spotify. Apple tiene una clara ventaja, es la empresa con mayor volumen de tarjetas de crédito almacenadas, ese no será un problema de desconfianza ante el usuario.

Las cartas están puestas (y Google está al caer), no podría haber imaginado un mejor escenario de batalla.