Como ser el rey de la noche de Los Angeles fingiendo haber ganado un Oscar

Llevamos unos días totalmente “ojiplaticos” con el caso Anna Allen, esa actriz española vista en ‘Cuéntame’ que ha fingido toda una carrera en Hollywood, incluso fingió estar invitada a los Oscar. Pero este caso concreto se queda en nada después de conocer la historia de Mark David Christenson, un simpático y bajito señor que mientras se celebraba la gala de entrega de los Oscar en el Dolby Theatre de Los Ángeles el se paseaba por toda la ciudad en esmoquin y con una réplica de la estatuilla.

El objetivo era sencillo, demostrar que la fama no es muy comprensible; Da igual que conozcan tu cara o tu trabajo, si vas elegante y llevas un premio debes de ser importante. Y vaya si lo demostró. Mark consiguió entrar en fiestas privadas, e incluso un coche que no era suyo, eso sin contar la gran cantidad de cosas gratis y personas que querían hacerse una foto con este supuesto ganador de un premio Oscar.