Fallout Shelter: Análisis. El caramelo perfecto

fallout

‘Fallout Sheltter’ es un free to play para móviles que se aleja de los excesivos pagos casi necesarios para seguir avanzando y que nos adentra en la genial atmosfera de la saga Fallout de Bethesda.

GRÁFICOS Y SONIDO

Su sencillez es su mejor apuesta. ‘Fallout Sheltter’ está repletos de detalles que nos recordarán a nuestros paseos por el yermo en ‘Fallout 3’, pero su representación esquemática mezclando gráficos en 2D y en 3D hacen que todo luzca mucho mejor. Cada personaje cuanta con ciertas diferencias que lo hacen casi único y todos ellos guardan cierto parecido con el mítico monigote de PipBoy. Pero donde realmente destaca este juego es a la hora de acercarnos a nuestros escenarios, donde podemos llegar a tener un dejavu de: “Yo ya he pasado por aquí”, pero en primera persona.

Los sonidos del juego también juegan un importante papel a la hora de transportarnos a aquellos días que disfrutamos con ‘Fallout’. Canciones retro de inicios y mediados del siglo XX, sonidos absolutamente reconocibles como los de los estimulantes o las chapas de Nuka-Cola y el disparo de las diferentes armas que nos plantea el título. Aquí, todo está hecho para provocar nuestra nostalgia.

fallout
© Reno Gazette Journal

INNOVACIÓN

Tenemos que reconocerlo, existen muchos juegos de mecánica similar, donde nuestro papel es el de otorgar felicidad a una pequeña civilización e ir organizando los diferentes edificios, pero aquí eso no es suficiente. Todo se mezcla con los mejores aspectos (y viables) de un ‘Fallout’ original, como los atributos de cada personaje, atributos que utilizaremos para asignarles a un trabajo mejor. Cada personaje crece, mejora y es susceptible de ser equipado con armas y armaduras para defenderse de ataques enemigos (o explorar el basto yermo en busca de objetos varios).

Cada edificio tiene su propósito, desde abastecer de recursos básicos; como el agua, la comida o la energía, a mejorar los atributos de nuestros personajes. Cada edificio es mejorable, incluida nuestra puerta al refugio, la cual será más resistente a posibles ataques a medida que tenga mejor nivel. Nuestros almacenes se irán llenando de provisiones y nuestra enfermería podrá crear estimulantes para curar a los moradores. En definitiva, un modo de juego ya visto en varias ocasiones pero mucho más redondeado, a un nivel pocas veces visto en un juego para móviles. Además, a pesar de contar con micro-pagos, no te hará falta en absoluto gastar un céntimo si eres suficientemente paciente.

fallout
© Malavida

DIVERSIÓN Y DURACIÓN

La duración de un free to play de estrategia está limitada con sus posibilidades y nuestra paciencia, pero ‘Fallout Sheltter’ está diseñado con el ritmo perfecto, de tal manera que nuestras primeras partidas pueden durar mucho más que las venideras, justo al ritmo que deseamos jugar. Lo descargamos, lo jugamos, intentamos comprender su sencillo pero complejo sistema en sus primeras horas y justo en el momento en que dominamos el juego y no hace falta pasar tanto tiempo revisando nuestro refugio el juego se hace mucho más entretenido, pero necesitando mucha menos atención.

Todas las salas con las que cuenta el título se van desbloqueando a medida que vamos aumentando la población de nuestro refugio y todas ellas hacen aumentar de nuevo el interés del jugador en el momento justo. Gran cantidad de salas necesitan horas y horas de juego y adquirir los mejores moradores o mejorar hasta la perfección a uno de los nuestros requieren de paciencia y estrategia.

Quizás aún es pronto, pero se echan de menos algún que otro mini-juego que otorgue variedad al título y alguna forma de ayudar o comparar resultados con amigos.