WhatsApp se hace gratuita, adiós a su único modelo de negocio

whatsapp

¿Qué son 0,89€ para una app que te ha ahorrado cientos de euros? Parece que en 2015 muchos de los usuarios de Whatsapp seguían recelosos con eso de pagar menos de un euro al año por una aplicación que utilizan cada día. En la red muchos eran los comentarios que aparecían, tales como:

¿Para qué tengo que pagar por la app si ya pago por internet? (Sin comentarios)

Yo no pago por apps, es mi filosofía (Enviado desde Twitter for iPhone)

Más allá de lo absurdo de la situación, la realidad es que menos del 3% de la comunidad de WhatsApp ha pagado por la aplicación, ya sea por ofertas que han ido apareciendo para iOS, o promociones que te ofrecían otro año más gratis. WhatsApp quería únicamente sufragar los gastos mínimos de desarrollo para que al menos no tuvieran pérdidas por la app.

Desde que Facebook compró la aplicación muchos han sido los rumores que se han ido sucediendo por la red, pero lo cierto es que a día de hoy, siguen siendo compañías independientes con filosofías encontradas. Mientras Facebook basa su economía en los datos y la publicidad que generan a través de ellos, WhatsApp disponía de esta ridícula cuota mensual.

Según el creador y actual CEO de la compañía, Jam Koum, WhatsApp no dispondrá de anuncios para sufragar los gastos, y su nuevo modelo parte de la inclusión de las empresas en el servicio. Es cierto que son millones las empresas que ya lo están utilizando, haciendo caso omiso a los términos del servicio que prohiben expresamente este uso, o a la seguridad de la app que ha sido puesta en entredicho en varias ocasiones. Quizás ahora se pueda dar el salto.

Ya existen apps de éxito para este propósito, ¿por qué WhatsApp?

A principios de siglo las empresas lideraban el cambio tecnológico, el país se sentía abrumado por la necesidad de disponer de conocimientos de ofimática (vino acompañado del clásico Inglés nivel medio). En 2015 se dan por sabidos esos conocimientos mínimos en cualquier trabajador, eso ya no se pregunta, se sabe. Hemos llegado a un punto tal en el que son los empleados los que fuerzan a las empresas a dar el salto tecnológico, y muchos no alcanzan a entender (con gran parte de razón) por qué en su hogar tienen más facilidades para tratar con la tecnología que en su puesto de trabajo.

WhatsApp es toda una referencia en España. Los usuarios ya lo utilizan, y dar el salto al mundo empresarial será mucho más sencilloque enseñar a utilizar otras herramientas como Yammer o Slack, aunque estas sean mucho más completas a día de hoy. Por otro lado, es un hecho que ya se está utilizando con ese propósito, resulta casi imposible el control de las comunicaciones de nuestros empleados (a falta de un MDM, que requiere otra inversión). Es más sencillo y agradará más si sigues la corriente y legalizas tu plataforma que ir contracorriente.

Para que esto sea real, WhatsApp debería hacer bastantes cambios, comenzando por la seguridad, la integración con el directorio de la empresa o la gestión de determinados grupos, además de clarificar el uso que se le dará a los datos que genere cada empresa.

Otro modelo de negocio podría ser el de canal de comunicación. Estamos acostumbrados a que WhatsApp disponga de una comunicación bidireccional, pero tal como hace Snapchat o Telegram, esto puede no ser así, empresas podrían enviar información de interés a los usuarios que deseen seguirlas.

¿Es suficiente beneficio para la compañía?

Decíamos al principio que únicamente el 3% de los usuarios pagaron por la app, y el modelo se sostenía. La empresa siempre ha sido de mínimos y no le ha funcionado nada mal hasta el momento, esta nueva vía de negocio podría dar suficiente para que no genere pérdidas a la compañía de Mark Zuckerberg, pero no es suficiente para convertirse en una fuente de beneficios. ¿Facebook quiere ganar dinero con WhatsApp?

Facebook controla las dos aplicaciones de mensajería más usadas del planeta (WhatsApp y Facebook Messenger), ambas muy cerca de lograr la cifra de los 1.000 millones de usuarios mensuales. La compra por parte de Facebook parece ahora un movimiento para evitar que otra compañía se coloque en esa posición, ganando un amplio margen al resto de adversarios, pero siendo la gran red siempre nos quedará la duda de qué harán realmente con nuestra información.

Para cerrar os dejo con esta cuestión para reflexionar: un cambio de modelo de negocio también supone una revisión de la situación actual, ¿no empezará WhatsApp a cruzar los datos de sus usuarios con la red social? En internet siempre se suele dar la máxima de que si algo es gratuito, tú eres el producto, ¿por qué debe ser diferente esta vez?