Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

GeekPro | 29 Aug, 2014

Scroll to top

Top

Rigth now get betting bonus from bookmakers
Sin comentarios

La PS4 tiene nombre en clave, y es Orbis

PlayStation4

Con este nombre tan horrendo, al menos para los latino-parlantes, Sony ha bautizado al prototipo de su nueva y flamante consola. Si señores, Orbis parece que ha sido el nombre merecedor de este gran honor. Aunque ya se ha confirmado que este año no veremos nada de ella, pero de sueños si podremos vivir. Lo más importante en esta ocasión es la fuente, ya que diferencia lo que un chico aburrido se ha inventado en su casa, de las posibilidades reales, en esta ocasión la fuente es bastante fiable, ya que ha acertado en más ocasiones.

De momento seguirá con este nombre, aunque nadie dice que no acabe llamándose Play Station 4. Por el momento poco sabemos, aunque entre las posibilidades destaca la reproducción de juegos en muy alta definición, pasando del actual FullHD (1920×1080), aunque en la mayoría de los casos se quedaba en 720p, a una increíble resolución de 4k (4096×2160), la misma resolución que la utilizada en cine digital. Esta resolución podría ser uno de los principales motivos por los cuales hasta 2014 no aparezca en las tiendas, ya que los televisores capaces de soportar esta resolución superan los 6.000€ de coste. También sabemos que para poder mover esto, necesitaremos un potentísimo procesador y una gráfica superior a las Nvidia GTX 680, de las que disponemos ahora (y cuestan 500€). Mover estas resoluciones puede acelerar el proceso de la llegada de estos monitores, cuando aumenta la demanda, los precios bajan, eso es seguro.

Para poder aguantar esos gráficos, la nuevo Play Station 4, disculpad que la siga llamando así, pero Orbis, no se me queda. La nueva PS4 llevaría un procesador AMD X64, acompañado por una tarjeta gráfica, de la misma casa, una AMD Southern Islands. Aunque si usamos contenido 3D esta gráfica limitaría la resolución a unos aburridos 1080p.

Por otro lado, no todo son buenas noticias. Por primera vez, la nueva consola de Sony, no será retrocompatible, es decir, nada de juegos de PS3 en la nueva consola. Además incluirá un sistema que impedirá vender los juegos de segunda mano, ya que vincula el número de serie de cada juego con la cuenta en Play Station Network. Lo que no solo limita la venta de juegos usados, erradica los alquileres, y dificulta los préstamos entre colegas. Toda una lástima

Fuente: Kotaku