Los fabricantes tendrán la capacidad de personalizar la nueva versión de CarPlay de Apple.

Apple ha tomado la decisión de otorgar a los fabricantes de automóviles el control sobre la experiencia del usuario al licenciar su próximo sistema operativo CarPlay de próxima generación. Esta medida busca ampliar la presencia de Apple en el mercado automotriz, superando las restricciones anteriores de un ecosistema cerrado en comparación con sus competidores. Este cambio representa un retorno a las licencias de software para Apple, brindándoles una mayor flexibilidad para adaptar el sistema a la perfección al hardware que desarrollan y a las necesidades de sus clientes potenciales.

CarPlay fue introducido en 2014 en un Ferrari para abordar las deficiencias en la experiencia del usuario que existían hasta ese momento, incluso en vehículos de gama alta. En el año 2024, CarPlay se ha vuelto compatible con los vehículos de los principales fabricantes, así como con otros menos conocidos. Al igual que con Android Auto, solo se necesita conectar el iPhone al automóvil para utilizarlo como una pantalla táctil externa, con una interfaz específica y ciertas limitaciones diseñadas para evitar distracciones al conducir.

Los primeros vehículos en implementar la nueva generación de CarPlay serán, en esta ocasión, Porsche y Aston Martin, dos de las marcas de lujo más destacadas en la industria automotriz.

Acerca de kreativamarketing 466 Articles
¡Hola! Escribimos sobre las últimas noticias y datos curiosos que suceden en todas partes del globo. Nuestras especialidades son la tecnología en todas sus formas, el mundo de Internet y el del entretenimiento.